Blog

Abogado especialista en hipotecas en San Fernando

¿En qué consiste la ley sobre transparencia y protección del cliente de servicios bancarios?

La Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre es la ley que se refiere a la transparencia y protección del cliente de servicios bancarios. Esta ley se publicó en el BOE el 29 de octubre de 2011 y se estructura en tres grandes apartados: uno para las disposiciones generales, otro para los depósitos y un tercero para créditos, préstamos y otros servicios de pago.
Las disposiciones generales de esta orden se aplican a los servicios bancarios que se dirigen tanto a clientes como a clientes potenciales. De esta manera, establece que las comisiones que se cobren por servicios se fijan libremente desde cada entidad bancaria, aunque deberán informar claramente y actualizar la información siempre que sea necesario al usuario bancario. De esta manera, también se establecen garantías de información de este tipo de cobros en dispositivos móviles o cajeros automáticos.

 

Esta garantía de información se extiende también a los tipos de interés y a la publicidad, las comunicaciones al cliente o el asesoramiento de cualquier entidad, producto o servicios, que debe ser clara, objetiva y no engañosa.

 

En cuanto a los contratos entre entidades y usuarios (precontractual y contractual), las entidades de crédito deberán facilitar de forma gratuita al cliente de servicios bancarios toda la información para adoptar una decisión informada sobre un servicio bancario y comparar ofertas similares. Esta información deberá ser clara, oportuna y suficiente, objetiva y no engañosa. Asimismo, las entidades de crédito deberán entregar al cliente el correspondiente ejemplar del documento contractual en que se formalice el servicio recibido y en el que se deberán recoger de forma explícita y clara extremos tales como el tipo de interés nominal, la TAE u otra expresión equivalente, periodicidad con que se producirá el devengo de intereses, las fechas de devengo y liquidación de los mismos, comisiones y gastos repercutibles que sean de aplicación, duración del depósito o préstamo o crédito etc.

 

Las operaciones de depósitos (tanto a la vista como los depósitos a plazo) también cuenta con garantías informativas. De esta manera, en el contrato se deberá recoger de forma explícita y clara, la obligación de la entidad de reembolsar el principal del depósito al vencimiento, así como el tipo de interés nominal, la TAE u otra expresión equivalente de la remuneración total efectiva en términos de intereses anuales, conforme a lo que establezca el Banco de España.

 

En cuanto a los créditos, préstamos y servicios de pago la orden subraya dos puntos fundamentales: uno sobre préstamos responsables y otro sobre normas relativas a los créditos y préstamos responsables.

 

En ellos, se desarrollan unos principios generales previstos en la Ley de Economía sostenible y se introducen las obligaciones que hay que cumplir para beneficio de los clientes y la estabilidad del mercado. Además, también se desarrollan una serie de normas sobre transparencia de los préstamos hipotecarios, en cualquier proceso de adquisición de una vivienda.

No Comment

7

Post A Comment